Blogia
mujeresdeciencias

Frieda Cobb [Blanchard] (1889-1977)

Frieda Cobb [Blanchard] (1889-1977)

Frieda Cobb fue una de las primeras genetistas norteamericanas. Realizó investigaciones sobre herencia mendeliana y mutaciones en plantas y reptiles entre 1916 y 1956, un momento en que se establecían las bases de la genética cromosómica. Además de realizar y publicar sus propias investigaciones, fue la principal ayudante y colaboradora de tres científicos relevantes: Nathan Cobb (su padre), Harley Bartlett (su director en la universidad de Michigan) y Frank Blanchard (su marido). Otro de los éxitos más relevantes de esta excepcional científica fue el de combinar su trabajo con el cuidado de sus tres hijos, que tenían 8, 10 y 12 años cuando se quedó viuda; los tres realizarían también estudios en biología y geología.

            Hija de Nathan August Cobb, naturalista norteamericano, y Alice Vara Proctor, profesora antes de su matrimonio, ambos de Massachusetts, Frieda Cobb nació en Australia el mismo año en que se instalaron allí sus padres y sus tres hermanas mayores. Su vida familiar giraba alrededor de las investigaciones científicas que realizaba su padre, ayudado por su mujer y a menudo por sus hijas, en los campos de patología vegetal y sistemática de los gusanos nematodos. Cuando Frieda tenía 15 años, su padre decidió volver a los Estados Unidos; el primer año lo pasaron en Hawai, donde Frieda ayudó a su padre en el laboratorio donde estudiaba las enfermedades de la caña de azúcar, y a continuación se trasladaron a Washington. En 1909 Frieda comenzó sus estudios universitarios de botánica y zoología en el Radcliffe College, pero los interrumpió entre 1912 y 1915 para ayudar a su padre en el estudio de los nematodos marinos. En 1915 entró en la universidad de Illinois, terminando en un año su licenciatura en ciencias, y durante el verano de 1916 realizó investigaciones sobre nematodos marinos en el Laboratorio de Biología Marina de Woods Hole (Massachusetts).

            La carrera profesional de Frieda Cobb comenzó en 1916, cuando Harley Harris Bartlett, pionero en genética vegetal, pidió que una de las hijas de los Cobb fuera a trabajar con él para montar un jardín botánico en Ann Arbor (Michigan). Bartlett era profesor asistente de botánica en la Universidad de Michigan, y bajo su dirección realizaría Frieda Cobb su doctorado. Desde entonces y hasta su retiro en 1956, Ann Arbor fue el lugar donde Frieda Cobb llevó a cabo sus investigaciones. En 1918, mientras Bartlett se encontraba viajando por Sumatra, Cobb ejerció como responsable del jardín botánico y de todas las plantaciones de oenotheras. A su regreso, Bartlett asumió el puesto de director del jardín botánico y pidió que Frieda Cobb fuera su "directora asistente"; este sería el puesto que ocuparía durante toda su vida profesional, de un nivel equivalente al de "profesor instructor" norteamericano.

            Cuando Frieda Cobb llegó a Ann Arbor, Bartlett quería realizar cultivos de distintas variedades de Oenothera pratincola para estudios genéticos; esta planta herbácea de la familia de las Onagráceas estaba siendo estudiada por el holandés Hugo De Vries en relación con su teoría de las mutaciones. En octubre de 1916, Bartlett y Cobb plantaron las primeras 1.800 semillas de Oenothera, forzando la germinación de las plantas según el método establecido por De Vries, con quien estaban en contacto; un mes más tarde, Cobb se encargó de clasificar las semillas de la primera generación en más de 200 sobrecitos. Año tras año crecieron las plantaciones de Oenothera, proporcionando el material con el que Cobb realizaría sus investigaciones genéticas más relevantes. En 1917 Cobb y Bartlett presentaron el primer trabajo sobre herencia mendeliana y mutaciones en Oenothera en el encuentro de la Sociedad Botánica de América; desde entonces, ella se encargó principalmente de las oenotheras, mientras Bartlett se ocupaba en otros intereses.

            En su tesis doctoral, publicada en Genetics en 1921, Frieda Cobb demostraba dos cuestiones de gran interés: la existencia de ciertos factores genéticos diferentes en los gametos femeninos y masculinos de estas plantas (a los que llamó α y β, respectivamente), y la existencia de mutaciones que permanecen ocultas por la acción de otros genes. Cobb explicó la "herencia matroclínica" de las mutaciones producidas en el factor α, que producía resultados diferentes a los esperados por segregación mendeliana. Asimismo, demostró que el aumento aparente de mutabilidad en los cruzamientos híbridos, que había observado De Vries, era realmente un aumento en la manifestación de mutaciones que habían ocurrido mucho antes. A pesar de que la investigación con oenotheras era difícil y requería mucho trabajo, Cobb continuó utilizando estas plantas y publicando resultados hasta 1929.

            En 1922 Frieda Cobb contrajo matrimonio con Frank Nelson Blanchard, zoólogo que había llegado a Ann Arbor el mismo año que ella, y con quien había colaborado desde el primer momento. Frank, especialista en herpetología, solía hacer excursiones para recolectar especímenes de reptiles, anfibios e insectos, a las que Frieda solía acompañarle. Ambos se apoyaron mutuamente para terminar sus tesis doctorales, que Frank presentó en 1919 y Frieda en 1920. Tras su matrimonio, ambos continuaron sus investigaciones científicas y su colaboración. Frieda se aficionó tanto a la herpetología que extendió a estos animales su campo de estudio. Con notable talento para el dibujo naturalista y la fotografía, realizó numerosas ilustraciones sobre serpientes, salamandras y otros reptiles que se publicarían en los artículos de su marido. Cuando en 1922 encontraron un raro ejemplar melánico de la serpiente Thamnophis sirtalis, los Blanchard comenzaron a criar estas serpientes en instalaciones especiales que construyeron dentro del jardín botánico. Durante dos décadas realizaron cruzamientos, en los que Frieda demostraría la herencia mendeliana, mientras su marido describiría la historia natural y hábitos de cría de la especie. En 1927 realizaron juntos un viaje a Nueva Zelanda y Australia, donde localizaron raras especies de ranas (Liopelma hamilton, Crinia tasmaniensis) y tuátaras (Sphenodon punctatum); la descripción y fotografías que Frieda realizó de ellas fueron publicadas en el National Geographic. Tras la muerte de Frank en 1937, Frieda proporcionó a otros herpetólogos los datos de algunos de los trabajos que habían comenzado juntos, aunque ella continuó con la cría de las serpientes en el jardín botánico. Tras el primer trabajo que habían presentado juntos en la Sociedad Americana de Ictiología y Herpetología, ella escribió cuatro artículos más sobre la misma serpiente, el último publicado en 1942; en tres de ellos puso el nombre de su marido en primer lugar, a pesar de que ya había fallecido.

 

Publicaciones:

Cobb, Frieda; Bartlett, H. H. On Mendelian inheritance in crosses between mass-mutating and non-mass-mutating strains of Oenothera pratincola. Jour. Washington Acad. Sci. 1919; 9:462-483.

Cobb, Frieda. A Case of Mendelian Inheritance Complicated by Heterogametism and Mutation in Oenothera pratincola. Genetics. 1921 January; 6(1):1-42.

Cobb Blanchard, Frieda. Length of Life in the Tiger Salamander, Ambystoma tigrinum (Green). Copeia. 1932 July; 2: 98-99.

Cobb Blanchard, Frieda. Tuatara. The National Geographic Magazine. 1935; 67:649-662.

Cobb, Frieda; Bartlett, H. H.. Purple Bud Sport on Pale Flowered Lilac (Syringa persica). Botanical Gazette, volume 65, page 560

Blanchard, F. N.; Cobb, F. Factors determining Time of Birth in the Garter Snake Thamnophis sirtalis sirtalis  (Linnaeus). Papers of the Michigan Academy of Science, Arts and Letters. 1940; 26:161-176.

Blanchard, F. N.; Cobb, F. The Inheritance of Melanism in the Garter Snake Thamnophis sirtalis sirtalis  (Linnaeus), and Some Evidence of Effective Autumn Mating. Papers of the Michigan Academy of Science, Arts and Letters. 1940; 26:177-193.

Blanchard, F. N.; Cobb, F. Mating of the Garter Snake Thamnophis sirtalis sirtalis  (Linnaeus). Papers of the Michigan Academy of Science, Arts and Letters. 1941; 27:215-234.

Cobb Blanchard, Frieda. A Test of Fecundity of the Garter Snake Thamnophis sirtalis sirtalis  (Linnaeus) in the Year Following the Year of Insemination. Papers of the Michigan Academy of Science, Arts and Letters. 1942; 28:313-316.

 

Bibliografía:

Sylvia W. McGrath. Unusually Close Companions. Frieda Cobb Blanchard and Frank Nelson Blanchard. En: Helena M. Pycior et al. Creative Couples in the Sciences. New Brunswick: Rutgers University Press, 1996; pp. 156-169

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

jordan 12 -

What is the key ingredient of challenging people that enables them to succeed?Why do they endure the hard times when others are overcome by them? Why do they win when other people shed? Why do they soar when other people sink?

supra footwear -

Life has many joys and sorrows. We should deal with things in an easy. Do you think so?

nike shox o'nine -

Comparison, more than reality, makes men happy or wretched.

Supra Skytop -

Choose your love and love your choice. This is the truth. Do you think so?

Jordan Flight 45 -

Your weblog is so cool that I like it pretty substantially. As anyone understands respect is by far the most essential amongst people's life. Only respect each other to get along properly and I believe that leaving one's opinion is often a behavior of respect.

New Balance Sneakers -

Love is the greatest refreshment in life. It is a vine that grows into our hearts. If equal affection cannot be in my life, let the more loving be me.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres